Velo

vela.jpg

Velo por todos vosotros.

Son las 4 de la madrugada de un Martes cualquiera y velo por todos vosotros.

Se que todos dormís pero yo estoy aquí y velo por vosotros.

Velo por ti, a quien echo de menos en mi vida y se que ahora mismo duermes porque mañana trabajas.

Velo por el recluso.

Velo por la persona a la que tanto quiero, aunque ella no se quiera, y piense que su vida no merece más la pena que su muerte.

Velo por mi familia a la que jamás podré agradecer su bondad, comprensión y amor.

Velo por ti, mi gran amigo, que estás sin trabajo.

Velo por esa persona especial que me ha escrito antes de dormir para decirme lo que necesitaba escuchar y ahora duerme.

Y velo por mi. Por mi. A solas en esta habitación. En mi favela. Por este “yo” que ha crecido más en estos tres últimos meses que en los últimos diez años.

Dormid.
Yo sigo aquí. En vela. En vilo.
Os quiero.