Dime que se siente

Me gustaría mucho saber que se siente cuando no te hierven las venas por una pasión. Cuando la emoción está tan alejada de tu forma de entender la vida. Cuando no se llora una vez a la semana o cuando una mirada no significa una búsqueda en el interior de un iris.

Siento curiosidad por saber como se vive sin la dosis de pelos de punta y los saltos a vacíos emocionales. Sin la curiosidad por el otro. Sin forzar los límites y arriesgar.

Dime que se siente cuando aceptas el mundo racional que te venden. Cuando no miras atrás para buscar, conscientemente, la melancolía. Cuando te alejas de lo que te enciende, cuando no te dejas llevar.

Por favor, dime que se siente, cuando la sangre que circula por tí es tan diferente a la mía… Dímelo.

venas-de-la-mano_2314642.jpg
O mejor, tócame. Para corroborar, una vez más, lo diferente que percibimos un estímulo.

Hoy soñé contigo

Esta noche soñé contigo.
Soñé que me seguías queriendo.
Y que yo te seguía queriendo a tí.
Que te miraba a los ojos y veía aquella complicidad que tanto me gustaba.
Que aún no había cambiado el concepto que antes tuve de tí.
Que todavía sentía algo al abrazarte.
Soñé que nos queríamos y que estábamos juntos.

dormir-2.jpg

Al despertar fui consciente del error emocional por el que el subconsciente, a veces, nos lleva en los sueños. De nuevo, tuve que aceptar la diferente y necesaria realidad.